Boadilla del Monte, igual que miles de localidades, celebró ayer 12 de octubre la Fiesta Nacional de España y también día de la Hispanidad, efeméride que el Ayuntamiento aprovechó para instalar 2.000 banderas en el parque “Virgen del Pilar” y en la rotonda del municipio que conecta la M-513 con la M-516.

“El objetivo”, en palabras de Javier Úbeda, alcalde de la localidad, “es recordar, en un día tan señalado, a todos los fallecidos por la pandemia así como no olvidar un día tan especial para nuestra nación como éste y en el que, desgraciadamente, este año no se celebrarán los actos habituales que se realizan con motivo de esta fecha”.

.

Un grupo de voluntarios, convocados por vecinos de la localidad, colocaron desde las 8:00 hasta las 9:30 estos banderines en las praderas naturales que ofrece dicho parque y la glorieta anteriormente mencionada, una acción que, además, ha hecho “que el césped se oxigene por el movimiento de tierra que provocará tanto el montaje como el desmontaje de las enseñas nacionales”, según el Consistorio madrileño.

El homenaje, que surgió de una propuesta de varios vecinos al Ayuntamiento, estuvo expuesto durante toda la jornada para que los vecinos que lo desearan pudieran recordar a todos sus seres queridos y compatriotas fallecidos durante la pandemia.

A las 9:40 horas, el párroco de la iglesia del Antiguo Convento, el espacio religioso más cercano a este lugar, acudió junto al primer edil a rezar por todas las víctimas del COVID-19.

Javier Úbeda, alcalde de la ciudad, quiso “agradecer a todos los voluntarios su esfuerzo para que esta iniciativa haya podido salir adelante así como el trabajo incansable de los vecinos que han participado para que no se olviden todas las víctimas de esta pandemia por parte del Gobierno. Un Gobierno que, hasta la fecha, ha sido incapaz de asumir una mínima parte de responsabilidad del desastre sanitario y económico que nos encontramos viviendo en la actualidad”.