Skate Park

Ante el aumento el aumento que sitúa a la localidad en una tasa de incidencia acumulada de los últimos 14 días en 364,67 el Ayuntamiento de Boadilla intenta controlar la curva con nuevas medidas

Boadilla del Monte, uno de los municipios de la Comunidad de Madrid que mejores datos tenía de contagios por COVID-19, lleva quince días en los que no le acompañan los datos.

Ante este cambio de tendencia al alza de contagios por COVID-19, el Ayuntamiento de Boadilla, ha decidido aumentar las medidas preventivas. De esta manera, se intenta bajar la incidencia y evitar que las autoridades sanitarias decidan imponer medidas más drásticas al municipio.

Las nuevas medidas son:

  • Control especial de aforos en comercios y gimnasios por parte de la Policía Local,  que intensificará las inspecciones en los mismos.
  • Aumento de desinfecciones en los parques
  • Cierre de los espacios deportivos de uso libre
  • Reparto de mascarillas a la población más vulnerable

En concreto, se van a cerrar las instalaciones deportivas de los siguientes parques: parque de Maria Piedad, carretera de Villaviciosa , Gutierrrez Soto, Gregorio Marañón, Las Eras – junto a calle Sigüenza-, Isla de Tarifa, Antonio Herreros, parque lineal Juan Carlos I (pista deportiva y pista de patinaje) y Juan Pablo II.

A estos cierres se suman el del skate park Ignacio Echeverría, el campo de futbol de la zona verde de Montepríncipe, la pista deportiva de la zona verde de Coto de las Encinas, el campo de fútbol de Pino Centinela y las pistas deportivas de las zonas verdes de Playa de las Américas y Playa de Sabaris.

A su vez, las bibliotecas y salas de lectura continuarán cerradas para el estudio y en el Auditorio Municipal. Aunque el aforo de los espectáculos culturales se podría ampliar al 75 %, han decidido mantenerlo en el 50 % de público.

Objetivo: bajar los contagios

El Alcalde, tras la reunión con el Comité de Seguimiento del COVID-19, ha explicado que el Ayuntamiento pretende frenar pronto el cambio de tendencia detectado. Las nuevas medidas se centran en la franja de edad en la que mayor números de positivos hay en la región, los jóvenes de entre los 15 y 24 años. “El objetivo es bajar los contagios para que las autoridades sanitarias no tengan que tomar medidas más contundentes que afecten en mayor grado al tejido económico de la localidad y a la vida diaria de los vecinos.

Javier Úbeda agradece a los vecinos que durante varios meses Boadilla haya tenido una muy baja incidencia de COVID-19. Esto denota la responsabilidad que todos están asumiendo contra la pandemia, pero pide no relajarse ante la cifra de  positivos que se está acumulando en estos últimos 14 días.

.