Monumento en Boadilla

El Ayuntamiento de Boadilla del Monte ha inaugurado el monumento en memoria de los tres mártires de la localidad que fueron asesinados durante la Guerra Civil, entre julio y octubre de 1936.

Este monumento, ubicado junto a la iglesia del Antiguo Convento, recuerda al párroco Benjamín Sanz, al capellán Melitón Morán y al seminarista Miguel Talavera, “como símbolo de unidad, concordia y reconciliación”.

.

De esta manera, el obispo auxiliar de Getafe, D. José Rico Pavés, presidió el pasado 8 de octubre la Eucaristía oficiada en su recuerdo. Este evento ha coincidido con el Día de la patrona de Boadilla, la Virgen del Rosario y el 84 aniversario de la muerte del último de los religiosos.

Asimismo, la fase diocesana de la causa de canonización de los tres mártires ya ha concluido y ha sido remitida a la Congregación de la Causa de los Santos. El proceso va en unión con el de otros muchos mártires de la provincia de Madrid y finalizará con la beatificación de todos ellos.

Palabras del alcalde sobre el monumento

El alcalde de la localidad, Javier Úbeda, expresó en el acto de inauguración del monumento que este “pretende recordarnos la necesidad de mantener la unidad, especialmente en estos difíciles momentos de pandemia que nos ha tocado vivir”. Además, pidió que “Benjamín, Melitón y Miguel sean el ejemplo a seguir para construir el futuro desde el amor incondicional y hasta sus últimas consecuencias, como ellos hicieron”. 

“Un futuro que debe construirse sin mirar con rencor al pasado, del que hay que  extraer solo los posos de amor que haya dejado a su paso”, concluyó el Alcalde.

Por último, Úbeda puso en manos de la Virgen del Rosario, patrona de Boadilla, “el cuidado de las miles de personas en todo el mundo que siguen siendo perseguidas por su fe, algo de lo que no nos podemos olvidar”.