El Ayuntamiento de Boadilla ha entregado a los cinco colegios públicos de la localidad material tecnológico para facilitar que, en caso de necesidad, puedan impartir las clases de forma no presencial, a través de alguna de las plataformas de conexión múltiple existentes.

La pandemia por coronavirus ha obligado a plantearse escenarios en los que se deba incentivar la docencia digital para continuar con las clases y evitar que los alumnos pierdan horas lectivas. La Concejalía de Educación, en permanente contacto con los directores de los centros, ha determinado las necesidades que estos presentan y desde la Concejalía de Nuevas Tecnologías se han adquirido los citados equipos. En concreto
se trata de 10 ordenadores all in one, 10 equipos de videoconferencia y otros tantos de audio que incluyen micrófono inalámbrico y de diadema o corbata. Todos los elementos tienen una alta calidad que permite que los alumnos vean correctamente lo que se escribe en la pizarra y escuchen adecuadamente las explicaciones del profesor; cada centro recibirá dos equipos.

Aunque en el tramo educativo de Primaria se contempla en este momento la docencia presencial, hay distintas situaciones en las que podría ser necesario recurrir a las clases online (contagios, cuarentenas, cierre de clases o centros…). Esta iniciativa pretende ser también una experiencia piloto, no solo para el control de los contagios por COVID-19, sino también para aplicar en otros escenarios que precisen de seguimiento temporal de las clases (enfermedades crónicas por parte de algún alumno, bajas médicas, problemas de movilidad, etc).