Javier Úbeda

Hablamos con Javer Úbeda Liébana, alcalde de Boadilla del Monte, en estos momentos de gran incertidumbre ante la crisis sanitaria y social provocada por el Covid-19. Son días difíciles, de jornadas largas en el Ayuntamiento para paliar de la mejor manera posible uno de los momentos recientes más complicados a nivel mundial.

Hablamos con él sobre la desescalada, la vuelta a las clases, las ayudas de emergencia social o el empleo. Aquellos temas que afectan al presente y el futuro de Boadilla desde una experiencia personal en la que “ha sido muy gratificante ver cuánto se puede ayudar a pesar de tener unas competencias muy limitadas por esta situación”.

Ya ha comenzado la desescalada. La Comunidad de Madrid por fin llega a la Fase 2, ¿En qué medida mejorará la situación de los boadillenses?

Todo lo que sea volver a la normalidad nos beneficia a todos en cualquier ámbito de nuestra vida: lo familiar, lo económico, lo psicológico…Y no solo a los boadillenses, sino a todos los españoles.

Con el inicio de esta nueva Fase se están abriendo comercios y terrazas. La Policía Local de Boadilla está informando sobre las nuevas normas sanitarias en tiendas y bares. ¿Cómo prevé el desconfinamiento y la reactivación del comercio?

No solo está informando, sino que también está haciendo cumplir la ley. Es momento de no bajar la guardia ni de relajarse con las medidas sanitarias establecidas. No podemos tirar por la borda todo lo que nos ha costado y nos va a costar haber llegado hasta aquí. De hecho, volver de nuevo a una situación como la del confinamiento sería catastrófico.

El desconfinamiento y la vuelta a la normalidad creo que, en términos generales, se está llevando a cabo de forma ejemplar, aunque obviamente siempre hay excepciones, como siempre, y para ello está la Policía que junto, a Guardia Civil, están haciendo un trabajo extraordinario.

En cualquier caso, nuestra tasa estimada de paro se encuentra en el 5,17%, la segunda más baja por municipios de la Comunidad de Madrid.

La Comunidad de Madrid tiene la expectativa de recuperar entre 35.000 y 55.000 empleos con la entrada a la nueva fase. ¿Cómo está la situación a nivel laboral en Boadilla? ¿De qué forma se está trabajando desde el Ayuntamiento en la recuperación económica?

Boadilla no es ajena a la mala situación económica, aunque es obvio que no está afectando como en otras zonas. Las consecuencias de esta crisis están por ver por completo dentro de unos meses. Ahora es pronto. En cualquier caso, nuestra tasa estimada de paro se encuentra en el 5,17%, la segunda más baja por municipios de la Comunidad de Madrid. A pesar de ello, ya hay vecinos que han perdido su empleo por esta situación.

Javier Úbeda en un reparto de mascarillas en Boadilla del Monte

¿Cómo está actuando el Ayuntamiento con las personas en situación de vulnerabilidad, como mayores, familias vulnerables o personas aisladas?

Hemos aumentado de forma ilimitada las ayudas por emergencia social para los vecinos más vulnerables. Estas, lo que hacen es pagar, tras estudio de los servicios sociales, el IBI, los suministros básicos, el alquiler de una vivienda…de forma temporal, pudiendo llegar al año hasta casi los 3.500 euros.

Además, hemos sacado cheques para que los vecinos con menos recursos, además de recoger alimentos de las entidades que se dedican hacer entrega de los mismos, puedan realizar compras de productos frescos.

A las personas mayores, por otro lado, les estamos ofreciendo un servicio de compras de productos farmacéuticos y de alimentos para que no tengan que salir de casa de manera innecesaria y no se tengan que exponer.

En materia sanitaria, ¿cuál es la situación en los hospitales de Boadilla y qué actuaciones se están realizando desde el Consistorio en este ámbito?

En Boadilla solo tenemos un hospital, el HM Montepríncipe, y ahora mismo, según sus responsables, su actividad es la normal y habitual, aunque como cualquier centro sanitario lo ha pasado mal durante esta situación, claro. Afortunadamente, parece que lo peor ya ha pasado.

Cuando llegue el momento de la vuelta a las aulas, ¿cree que los colegios públicos tendrán espacio y recursos para mantener las distancias mínimas de seguridad entre alumnos y las normativas de higiene necesarias?

Los centros educativos, ya sean públicos, concertados o privados se enfrentan a los mismos retos. Lo cierto es que todo depende de las exigencias que se impongan. Ahora bien, es cierto que ahora se afronta el reto con más información para que todos hagamos en la medida de lo posible lo que sea necesario para reducir el número de contagios.

Ello pasará por unos protocolos que ahora desconocemos tanto nosotros como los centros educativos, pero que el sentido común indica que pasará por extremar las medidas de higiene y limpieza. Parece imposible que, de la noche a la mañana, el sistema educativo pueda duplicar su espacio, así que habrá que afrontar este problema de un modo creativo.

Apelo a que no caigamos en la trampa del Gobierno, que pretende que la sociedad se polarice y se divida para beneficio propio.

Se están tomando medidas de seguridad para el tránsito de peatones en ciertas zonas de la ciudad. ¿Cuáles son estas actuaciones?

Ya hemos implantado medidas en ese sentido. Por ejemplo, los tres puentes que cruzan la M-50 y que conectan el sector B con el sector S se han puesto en una sola dirección para que los vecinos puedan mantener la distancia de seguridad.

Asimismo, hemos cancelado, con todo el dolor de nuestro corazón, y de la mano de las hermandades y peñas de Boadilla, los festejos y espectáculos públicos hasta mediados de octubre. Primero, para evitar contagios. Segundo, porque nos encontramos de luto. Y, tercero, para destinar ese dinero a ayudas a los vecinos más afectados por esta situación.

Otras medidas que hemos tomado ha sido la distribución de más de 150.000 mascarillas entre los vecinos, señalética a los comercios para que sus clientes adopten las medidas de seguridad, campañas de concienciación para que no se relajen las medidas de seguridad… No obstante, lo más importante es la responsabilidad de cada vecino, y en términos generales, solo puedo decir que están teniendo un comportamiento ejemplar.

Javier Úbeda en un reparto de mascarillas en Boadilla del Monte

Hace unos días remitió usted un escrito a Pedro Sánchez para solicitar algunas medidas para sobrellevar mejor la crisis económica que sufren muchos vecinos. ¿Cuáles son esas medidas?

Le escribí por tres motivos. El primero que dejara salir a todas las familias juntas cuando aún no se podía. Era un sinsentido que una familia como la mía, en la que mi mujer y yo tenemos 4 hijos, no pudiéramos salir a pasear juntos cuando convivimos y cuando era más prudente que vigiláramos los dos a nuestros hijos.

El segundo que eliminara las franjas horarias porque su establecimiento lo único que estaba produciendo era aglutinar a más gente en menos tiempo, con lo que parecía más razonable que la gente pudiera distribuirse por sí misma para no generar aglomeraciones, como pasaba antes a partir de las 20:00 horas.

Y la tercera petición fue que me dejara bajar el IBI  todos mis vecinos, ya que legalmente se encuentra en el mínimo y no se puede bajar más por la ley de Haciendas Locales. Esta es una reivindicación histórica de este Ayuntamiento y que me parece que, ante esta situación económica, es más necesaria que nunca.

Protestas contra el Gobierno en barrios y municipios de la Comunidad, la caravana de Vox.. ¿Qué opinión le merece el clima de crispación que se está generando?

Es curioso que pregunte por el clima de crispación y solo mencione a VOX y no a Pablo Iglesias, ni las mentiras del Gobierno… Esto, que no es una crítica hacia la pregunta, solo quiero usarlo de ejemplo de cómo el Gobierno está tratando de inocular que la crispación procede de otros y no de su gestión de la crisis.

Hecha esta apreciación, yo siempre pretendo ser constructivo, porque destruir es muy sencillo. Por ello, apelo a que no caigamos en la trampa del Gobierno, que pretende que la sociedad se polarice y se divida para beneficio propio.

Creo que debemos ser pacientes, en cualquier caso, porque el tiempo va a mostrar las consecuencias de las nefastas decisiones tomadas por parte Pedro Sánchez. El tiempo nos ofrecerá las cifras reales de fallecidos, de infectados y de desempleo. Y ahí será cuando tengamos que pedir responsabilidades y él asumirlas por las cauces legales establecidos.

A nivel personal, ¿cómo está viviendo usted la crisis provocada por el Covid-19?

Han sido meses reales muy duros, la verdad. Si una alcaldía pesa mucho, en esta situación más. Ahora bien, ha sido muy gratificante ver cuánto se puede ayudar a pesar de tener unas competencias muy limitadas por esta situación.

A nivel familiar, por supuesto, también han sido días complicados. Tener a 4 niños durante tanto tiempo en una casa, con tu mujer dando clases, ella es profesora, y tú en el Ayuntamiento con una gran carga de trabajo es un equilibrio difícil, pero bueno, como todos los españoles, hemos hecho lo que hemos podido del mejor modo posible.