De las 1911 sanciones interpuestas desde la declaración del estado de alarma, gran parte de ellas son por incumplimientos de las normas dictadas para contener la pandemia 

La Policía de Boadilla hace balance de las actuaciones realizadas desde el comienzo del estado de alarma el pasado 15 de marzo, en su trabajo por velar por la seguridad y salud ciudadana en estos meses de pandemia.

De las 1911 denuncias, un elevado número (778) se refiere a infracciones a las normas de salida de domicilio decretadas durante el periodo de confinamiento y las fases posteriores. Una cifra que equivale a más del 10% de las personas identificadas (6210) en los 9970 controles realizados de vehículos.

En referencia a las medidas dictadas en el ámbito de la Ley General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, se han interpuesto 436 denuncias por incumplir la obligación de llevar puesta la mascarilla,  75 por reuniones de personas en número superior al  permitido y 10 por haber llegado a Boadilla desde zonas confinadas.

En cuanto a las actuaciones contra el “botellón” en el municipio, la Policía Local ha interpuesto 334 denuncias por consumo de alcohol en la vía pública y 142 por ruidos y molestias a los vecinos. En cuanto al consumo de estupefacientes, han sido 72 las denuncias realizadas. 

En menor medida  se encuentran otras que tienen que ver con molestias causadas por los perros (22), desobediencia a la autoridad (11), falta de respeto (12), remoción de elementos de seguridad – vallas de los parques- (7), negativa a identificarse (7) , actos vandálicos (3) y venta de alcohol a menores (3). 

Refuerzo de la vigilancia

Desde la vuelta de vacaciones, se ha incrementado especialmente la presencia policial durante los fines de semana en aquellas zonas en las que se concentra un mayor número de personas con el fin de evitar incumplimientos de la normativa antiCOVID. 

Los refuerzos, actuando los viernes y sábados de 18:00 a 02:00 horas, establecen el control del uso de las mascarillas, las reuniones de personas, los aforos y horarios de cierre de los establecimientos, el respeto al cierre de parques, etc. Así, por ejemplo, el pasado fin de semana se interpusieron 15 denuncias por no uso de la mascarilla, 17 por reunión de más de seis personas, 15 por consumo de bebidas alcohólicas en vía pública, 10 por desplazamientos fuera de municipios confinados, dos por fumar sin mantener la distancia de seguridad, otras dos por molestias y ruidos, una en control de alcoholemia y otra por consumo de estupefacientes. 

Por último, en cuanto a los establecimientos, se han interpuesto denuncias por venta de alcohol a menores, exceso de aforo, escasa distancia entre mesas, permitir fumar en la terraza sin mantener distancia y permitir movilidad en el interior sin mascarilla.

.