boadilla

El Ayuntamiento de Boadilla ha entregado a los once centros educativos públicos medidores de C02. La medición se realiza con el fin de poder conocer en qué momento la calidad del aire aconseja la ventilación de las aulas. De esta manera, se evita en lo posible la propagación del COVID-19.

Esta medida de control de la renovación del aire es complementaria al uso obligatorio de la mascarilla durante el horario lectivo. De los once centros educativos, tres son escuelas infantiles, cinco centros de educación infantil y primaria, un CEIPSO y dos institutos.

Además de los centros educativos, los edificios municipales cuentan también con este tipo de instrumentos. El Ayuntamiento ha adquirido en total 50 medidores de C02.