-0.9 C
Boadilla
/ 28 noviembre 2021

La Senda del Arroyo de la Fresneda: historia y naturaleza exuberante

La Senda del Arroyo de la Fresneda: historia y naturaleza exuberante

La Senda del Arroyo de la Fresneda toma su nombre de un pequeño arroyo que nos acompaña durante todo el paseo. En este refrescante entorno natural se unen dos ecosistemas, la dehesa mediterránea y la vegetación de ribera, que proporcionan un entorno saludable y apropiado para recorrer en familia y con niños.

La ruta, como otras que recorren los alrededores de nuestro municipio, nos permite descubrir el legado histórico y su entorno natural, una relevante masa forestal formada por encinas y pinares que se abre camino desde el Palacio del Infante Don Luis, construido en el siglo XVIII hasta la Casa de Campo.

A lo largo del recorrido, sencillo y de baja dificultad, seguiremos un sendero interpretativo en el que podemos leer paneles en los árboles, que nos ofrecen información sobre la flora, la fauna y los ecosistemas presentes en la zona. Un lugar para dejarse llevar y aprender sobre la vida natural.

Un agradable paseo en familia

La Senda del Arroyo de la Fresneda nace en el Aula Medioambiental de Boadilla del Monte, justo frente al Palacio del Infante Don Luis, y recorre unos 2,7 kilómetros, (contando ida y vuelta), hasta una laguna con el observatorio de aves.

Caminando en paralelo al arroyo del Nacedero y posteriormente al arroyo de la Fresneda, pronto nos encontraremos con el Puente de Ventura Rodríguez, hecho en piedra sobre el Arroyo Vallelargo, que nos permitirá volver por la dehesa del Monte de Boadilla y observar la famosa Encina Invencible.

Esta obra arquitectónica la diseño el arquitecto madrileño para hacer más accesible la entrada al Palacio y muy posteriormente fue restaurado en el año 2013. En su construcción muestra un solo arco con dovelas de granito y con forma de carpanel, de falsa elipse. Tiene una anchura de siete metros, con el cauce enlosado para evitar el socavamiento y cuyos extremos están decorados con bellotas talladas en granito.

La abundante vegetación de ribera nos permite descubrir especies como el saúco, sauces o juncos, que actúan como indicadores de la presencia de agua en el subsuelo, una verdadera reserva esencial para la vida vegetal en esta zona.

El Palacio del Infante Don Luis hacia la senda educativa

Construido en 1765 por el afamado arquitecto español Ventura Rodríguez, sirvió de residencia principal del Infante Don Luis, el menor de los hijos del rey Felipe V, y ahora, desde 1998, pertenece al ayuntamiento de Boadilla del Monte. Aquí se rodó la película ‘Los Fantasmas de Goya’ de Milos Forman.

Después de cruzar el puente de madera por encima del arroyo de la Fresneda, disfrutamos de esa dehesa mediterránea hasta cruza un puente más, que nos lleva a un estrecho sendero que discurre paralelo al arroyo de la Fresneda y que dispone de cartelería informativa.

En este tramo hay que recalcar que está prohibida la circulación de bicicletas, ya que se trata de una senda educativa con un sendero muy estrecho, que dispone, en su principio y final, de aparcamiento para bicis. El recorrido también dispone papeleras, importantes para preservar la zona y de bancos para descansar.

El afamado Árbol Caído y el final de la ruta: la laguna de los patos

Siguiendo el sendero y mirando hacia la derecha encontraremos un gigante pino mediterráneo y, a sus pies, un tocón también enorme que los vecinos han denominado el Árbol Caído. Se trata de un antiguo pino ya sin raíces ni fruto que hace las delicias de los más pequeños para pasar una emocionante tarde de juegos.

La denominada laguna de los patos, es un pequeño embalse artificial en el que anidan distintas especies de aves como ánades y patos y que, además, sirve de hogar para alguna que otra tortuga. Este es también un enclave muy del gusto de los niños. Dispone también de un observatorio de aves en el que se pueden realizar interesantes fotografías o simplemente observar y disfrutar de la vida estos pájaros.

La Encina Invencible

Si regresamos al parking del Palacio del Infante Don Luis por el camino principal del Monte de Boadilla; otro sendero pensado para bicis y peatones, nos lleva a un circuito deportivo que dispone de aparatos para realizar gimnasia. A mitad de camino encontraremos el árbol más célebre de Boadilla del Monte, la Encina Invencible, la más antigua del Monte de Boadilla, que ronda los 200 años y está protegida por un vallado de madera y catalogada como árbol notable del municipio.

Si hemos llegado hasta aquí, el buen tiempo y la buena compañía nos habrán hecho pasar un buen rato; y si vamos con niños, lo disfrutarán especialmente. Lo suficiente al menos, para dejarnos reposar en cualquiera de las fantásticas terrazas de nuestro municipio.

COMENTARIOS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ARTÍCULOS RELACIONADOS